domingo, 19 de marzo de 2017

Space Walk


NASA - Ed White, 3 de junio de 1965

Cuando al primer astronauta americano que realizó una EVA, Edward White, le ordenaron subir de nuevo a la nave espacial Gemini, "sintió que era el momento mas triste de su vida". La verdad que estaba disfrutando como un niño pequeño, había estado más de media hora paseando por el espacio, flotando agarrado por una cuerda a su nave. 





Debe ser que pasear por el espacio es una experiencia única e increíble por la que todos pagaríamos un dineral. Las vistas son impresionantes, te crees el amo del mundo, flotando entre períodos de luz y oscuridad. Los astronautas y cosmonautas que han paseado por el espacio creen que es una autentica sensación de libertad, incluso dicen que el espacio tiene un olor especial.


NASA - STS-110, 14 de abril del 2002, Rex J. Walheim

"Las vistas desde el espacio son bastante espectaculares", dijo el astronauta Rex J. Walheim, que realizó dos EVAs en su primer vuelo en la misión STS-110 del transbordador espacial Atlantis. "Podía ver desde Wyoming hasta el sur de California", decía asombrado de lo azul que parecía el Océano desde el espacio. Su segunda EVA duró 6 horas y 20 minutos, y afirmó que "las luces se encienden y se apagan cada 45 minutos".


NASA - Owen Garriott, agosto de 1973

Owen Garriott realizó tres EVAs durante la segunda misión Skylab, y comparó la vista de mirar "hacia abajo este pozo de ascensor muy largo" a la superficie de la Tierra. "Es una vista bastante interesante", mientras alucinaba con una de las vistas mas memorables mientras la Skylab estaba cruzando el Océano Pacífico hacia América del Sur. Podía ver desde el Pacífico, a través de la cordillera de los Andes, hasta el Océano Atlántico.


NASA - STS-113, 30 noviembre de 2002, Herrington

John B. Herrington, que protagonizó tres EVAs con un total de 20 horas en la misión STS-113 del transbordador espacial Endeavour, dijo que sin el filtro de la atmósfera terrestre, los días y las noches eran "luz blanca brillante y oscuridad increíble".



NASA - Tim Window, 2016

Tim Peake mostraba su emoción, "es una increíble experiencia", con las vistas de la Tierra desde el asiento en la ventana de la Estación Espacial Internacional. "El Océano me recuerda que este es todavía el planeta Tierra", mientras comentaba que era buena idea mover los dedos de los pies en una caminata espacial. "Me encantan las largas sombras en el cielo nocturno".



NASA - Tim Peake

Muchos astronautas han afirmado que moverse en una caminata espacial era como moverse bajo el agua en los entrenamientos, "muy parecido a la piscina". En cuanto a la libertad de flotar, "la ingravidez del espacio es como estar en el agua, sin el agua".


ESA - Piscina de entrenamiento en Houston

La sensación de mover los dedos después de una EVA, no es difícil al principio, pero cuando han pasado varias horas, las manos de un astronauta pueden cansarse y estar doloridas. Esa sensación se ha comparado como la de apretar una pelota de tenis durante horas. Además, algunos astronautas han informado que inicialmente están desorientados mirando a través del casco del traje espacial, dado que la visera esta curvada puede distorsionar la visión del astronauta.


NASA - STS-104, 21 de julio de 2001, James F. Reilly

Cuando el primer hombre en dar una caminata espacial, Alexei Leonov, y tras pasar 20 minutos flotando en el espacio, encontró un problema cuando intento regresar a su nave.  En el vacío del espacio, su traje espacial presurizado se había ampliado un poco y estaba demasiado rígido para permitirle pasar por la esclusa. Tuvo que dejar escapar un poco de aire de su traje espacial para poder volver a su nave.


The Guardian - Alexei Leonov, 18 de marzo de 1965

Las caminatas espaciales no son diversiones, son parte del trabajo de un astronauta. A lo largo del programa espacial Skylab, los astronautas realizaron varias EVAs par reparar el laboratorio espacial que había sido dañado durante su lanzamiento.


NASA - Jack R. Lousma, Skylab3, 5 de agosto de 1973

Durante la era de los transbordadores espaciales, los astronautas realizaron EVAs para capturar, reparar y desplegar satélites





Una de las caminatas espaciales más conocidas fueron las misiones de mantenimiento y reparación del Telescopio Espacial Hubble, mejorado por los astronautas en el espacio.



NASA - 5 de diciembre de 1993, STS-61, servicio de mantenimiento del Hubble


Las EVAs también se usaron para construir y ensamblar las piezas de la Estación Espacial Internacional ISS.


NASA - STS-88, Jerry L. Ross y James H. Newman

o para realizar reparaciones sobre ella...







Durante las caminatas espaciales, los astronautas usan trajes especiales presurizados. Los trajes de la NASA son las Unidades de Movilidad Extravehicular (EMU). Realmente son como una nave espacial autónoma,con su propia atmósfera y sistema de soporte de vida, dado que también llevan una mochila con su propio sistema de propulsión. Estos trajes que se utilizan en la ISS pueden ser re-dimensionados para adaptarse a los diferentes miembros de la tripulación, y están diseñados para ser utilizados unas 25 veces antes de ser devueltos a la Tierra para su remodelación. Los trajes rusos son los modelos Orlan.


NASA - Bill McArthur y Valery Tokarev con ambos trajes, el ruso y el americano






Fuente: NASA/ESA


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada